9 de abril de 2018

El marketing digital y la inteligencia artificial


Cuando los marketeros digitales nos encontramos con la expresión "inteligencia artificial", una de las primeras cosas que nos viene a la mente es el algoritmo "RankBrain".
En 2015, Google lanzó RankBrain, que es un sistema de aprendizaje automático capaz de devolver respuestas a los usuarios. RankBrain utiliza el poder de la inteligencia artificial para comprender y responder a las consultas de los usuarios de la misma manera que lo haría un ser humano.
¿Qué sucede cuando se introduce la siguiente consulta de búsqueda en Google: ¿Cuál es la edad de Bill Gates? Google devuelve la respuesta directa que vemos a la derecha:
Más aún, también devuelve un conjunto de preguntas similares que la gente suele escribir en Google. El retorno exacto de la respuesta junto con un conjunto de preguntas similares son todas impulsadas por la inteligencia artificial.

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

La Inteligencia Artificial es un término cada vez más popular que carece de una definición unificada y concreta. Nils J. Nilsson, uno de los investigadores fundadores en el campo de la inteligencia artificial, nos dio uno:
"La inteligencia artificial es aquella actividad dedicada a hacer inteligentes a las máquinas, y la inteligencia es aquella cualidad que permite a una entidad funcionar adecuadamente y con previsión en su entorno".
AI hoy en día es una palabra de moda en tecnología que tiene a todo el mundo boquiabierto. Con cada vez más publicidad hablando sobre la IA y el aprendizaje automático, parece como la época de Jarvis de "Iron Man", Samantha de "Ella" e incluso el espeluznante 'Hal' de "2001 - Una odisea en el espacio" se acerca rápidamente. Esta idea siempre se nos presenta con un poco de incertidumbre y temor. ¿Van a tomar el control las máquinas? ¿Vamos a perder nuestros trabajos? ¿Skynet va a dar rienda suelta a los T800 y T1000s en el mundo? La respuesta: no, de momento.
La inteligencia artificial es una rama de la informática que se ocupa de construir máquinas inteligentes que puedan pensar y responder como los humanos. El Turing Test, propuesto por el matemático inglés Alan M. Turing en 1950, fue una prueba que determinó la inteligencia de los ordenadores y fue tomada para identificar si el ordenador podía lograr un rendimiento a nivel humano en todas las tareas cognitivas suficiente como para engañar a quien realice una pregunta.
¿Significa eso que la inteligencia artificial de hoy no nos es útil? En absoluto. Hoy en día es un espacio floreciente que está creciendo a través de distintas áreas de trabajo. La potencia del Big Data y la eficiente combinación de análisis inspiran una nueva ola de automatización inteligente que la raza humana está empezando a aprovechar. El marketing digital es uno de los muchos campos a los que esta ola está afectando. La inteligencia artificial en el marketing digital permite a los profesionales de marketing centrarse en la creación de conexiones verdaderamente personales y relevantes con clientes implicados.
El aprendizaje automático (Machine Learning) es un subconjunto de la inteligencia artificial que permite a las máquinas aprender y mejorar automáticamente a partir de la experiencia. Para ello se crean sistemas especializados y no es necesaria ninguna programación explícita para añadir nuevas definiciones a la base de datos. Las máquinas pueden aprender por sí mismas.
El aprendizaje profundo (Deep Learning) es un subconjunto del aprendizaje automático compuesto por redes neuronales extremadamente grandes y una colección masiva de algoritmos que pueden imitar la inteligencia humana.

¿Por qué los marketeros digitales necesitamos la Inteligencia Artificial?

La respuesta sencilla: Para hacer nuestras vidas más fáciles. Los profesionales del marketing hemos dependido de herramientas y tecnología para automatizar nuestro trabajo y reducir el esfuerzo manual durante un tiempo. Sin embargo, siempre ha habido una brecha en términos de esfuerzo y resultados cuantificables. La intuición en la audiencia adecuada y el tiempo para enviar mensajes no son suficientes para responder a las preguntas básicas de un marketero digital.
¿A quién debo dirigirme? ¿Qué debo enviar? ¿Cuándo debo enviar el mensaje? ¿Por qué canal?
La respuesta a estas preguntas es la clave para crear compromiso y crecimiento, fomentar las ventas y construir una marca. Como estas preguntas siguen sin respuesta para los profesionales de marketing en todo el espectro, hay otra tendencia creciente que puede ayudarles a obtener estas respuestas, y es el Big Data.
Los datos están en todas partes. Cada cliente en el espacio digital trae consigo una amalgama de datos y está constantemente creando nuevos datos para que los profesionales de marketing comprendan, procesen y actúen. El problema es que grandes cantidades de datos no siempre facilitan las cosas. De hecho, pueden hacer las cosas tan complicadas que el primer instinto es abandonar los datos e ir solo por intuición - pero esto no le dará los resultados correctos. Aquí es donde entra la inteligencia artificial.
La inteligencia artificial y el aprendizaje automático pueden entender el comportamiento humano en la medida en que no sólo se analizan, segmentan y filtran grandes conjuntos de datos, sino que de ellos se deriva el significado.

Preguntas clave

  • ¿Qué clientes odian recibir tus correos electrónicos y eliminarlos cuando llegan a su bandeja de entrada?
  • ¿Cómo puedo dar sentido a todos los datos que tengo sobre nuestras campañas?
  • ¿Qué cliente desea un determinado producto en particular?
  • ¿Cómo puedo personalizar la experiencia de usuario y hacerla atractiva e insuperable?
El uso de la inteligencia artificial en  marketing digital no sólo puede ayudar a responder a los profesionales de marketing responder a estas preguntas; en algunos casos ya es la respuesta. Esto les da tiempo a los profesionales de marketing para innovar y hacer crecer su marca, en lugar de preocuparse de cómo automatizar correos electrónicos a millones de clientes a la vez. Así es como la inteligencia artificial está ayudando a los profesionales de marketing digital a crear productos, soluciones, campañas y marcas de éxito.
La inteligencia artificial en marketing digital no sólo existe sino que ha comenzado a hacer la vida de los usuarios y marketeros más fácil ya. Desde el envío de mensajes de texto hasta la visualización de ideas empresariales, la fusión de Big Data, etc, el aprendizaje automático y la inteligencia artificial están creando experiencias cada día más cómodas e inteligentes. Éstas son algunas de las áreas en las que la inteligencia artificial se integra para vigilar y conseguir hacer tu vida más sencilla.

El cambio de 'Texto' a 'Voz' ya ha tenido lugar

Más del 20% de las búsquedas introducidas en Google se basan ahora en la voz. Estos son grandes números y los marketeros digitales necesitamos entender este hecho y empezar a planificar estrategias para optimizar los sitios web para la búsqueda de voz junto con la búsqueda tradicional basada en texto.
En años anteriores, los profesionales del marketing dudábamos a la hora de incorporar inteligencia artificial en nuestras estrategias. Pero 2017 fue testigo de una considerable confianza entre los marketeros con respecto a su aplicación. La menor ambigüedad de los resultados, fundamentalmente, está en la base de este cambio, ya que cada vez más sectores han cosechado beneficios significativos.
La inteligencia artificial hizo sentir su presencia en 2017 a través de sus procesos complementarios como el Big Data, Internet de las Cosas y el Aprendizaje Automático. Pero estos son sólo componentes que finalmente contribuirán a liberar todo el potencial de la inteligencia artificial. En los años venideros veremos cambios e impactos visibles debido a la aplicación de la misma.

¿Qué nos espera?

Veamos de qué manera la inteligencia artificial posiblemente impactará el marketing digital en 2018. A continuación listamos algunas de las áreas potenciales en las que la inteligencia artificial puede impulsar enormemente el marketing digital. Estas posibilidades sólo están en la etapa inicial ahora, pero 2018 podría ser un año pionero para el marketing digital impulsado por la inteligencia artificial:
  • Predecir el Comportamiento de su Cliente con el Modelo de Propensión y Analítica Predictiva
  • Utilizar AMP y reducir el tiempo de carga
  • Usar Chatbots de inteligencia artificial para mejorar la experiencia del usuario
  •  Utilizar el reconocimiento de imagen para obtener el máximo retorno de la inversión
  • Aprovechar el poder de las percepciones de la audiencia para impulsar los anuncios de búsqueda
  • Aumentar la escala de su marketing de contenidos con contenido generado por inteligencia artificial
  • Entregar una experiencia web altamente personalizada para cada usuario
  • Optimizar las consultas de búsqueda de voz
  • ...

¿Por dónde crees que van a ir los tiros?
¿Cómo piensas que podrá influir la inteligencia artificial en tu día a día?
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por rss

Suscríbete por correo electrónico